3 trucos antes de escribir un texto web

 

Hoy pensando en las claves para redactar un texto para la web, he llegado a la conclusión que siempre pensamos en el SEO, la usabilidad, la persuasión, transmitir confianza… Pero alguna vez ¿pensamos en el momento en que hay que enfrentarse al papel/pantalla en blanco? ¿El punto en que tienes que leer toda la información y extraer los puntos más importantes? Sigue leyendo

5 Reglas para escribir contenidos web

1. Recorta tu texto el 50 %. Muchas veces los contenidos que tenemos que escribir para la web provienen del formato papel. Así que, antes que nada, léete el texto y extrae los puntos más importantes. El resto, un 50 %, lo puedes dejar en el papel. Los lectores en pantalla no leen como en papel, escanean.

2. Práctica la pirámide invertida. Una vez tienes extraído del texto los puntos clave, invierte la argumentación clásica de introducción, nudo y desenlace. Pon siempre al principio del texto lo más importante, para dejar al final lo menos relevante. Este punto es muy importante, ya que muchas veces, el cliente o nosotros mismos pensamos “esto es muy importante, aunque no relevante, lo tengo que poner” “esto tiene que salir que si no el departamento de X me mata”. Nunca debemos olvidar: quién lo leerá no tiene tiempo que perder.

3. Las palabras clave al inicio del párrafo. Los usuarios leemos de izquierda a derecha, por lo que no es dificil deducir que primero leeremos lo que esté más a la izquierda, al inicio del párrafo. Pon ahí las palabras más importantes, las palabras gancho, o trigger words. Hablaremos de ello en el próximo post.

4. Formatea el texto. Utiliza todos los elementos visuales que te permita tu tipografí­a y el diseñador de tu web para destacar las palabras más importantes, las frases clave, y la acción definitiva. Porque al final, escribimos para algo no? ¿Ya has pensado en la acción final que debe desencadenar tu texto?

5. Pon acción al texto. Usa frases simples y cortas, evita las subordinadas, el lenguaje barroco, la falta de puntuación, etc. Abusa del verbo, él será tu mejor aliado, exprímelo hasta el imperativo, en la web el imperativo es el rey.