Cómo escribir un e-mail que convierta

Una de las grandes luchas en la creación de mailings es: cómo estructuro mi email, ¿dando mucho peso a lo visual o a la parte textual?

Des de el inicio, hemos visto la progresión ha ido del mail más textual al más visual. Hoy en día hemos llegado a límites insospechados, el mail es una sola imagen, como si de un panfleto se tratase. Si además le añadimos que “internet la gente no lee” (discrepo por supuesto), pues para qué queremos más, el mail una imagen con muy poco texto.

Investigando por la red, me encontré con este proyecto que me enterneció un poquito. Se trata de Snail Mail My Email un proyecto donde voluntarios de todo el mundo, transcriben tus emails en cartas escritas a mano y enviadas por el tradicional método del cartero. Esto fuera de ser una anécdota, es una tendencia entre todos nosotros, ávidos de información instantánea, volvemos un poco a lo clásico, el concepto slow…

Todo esto viene al tema del e-mail y los datos extraídos de un test de Whicht Test Won

El test consiguió incrementar los ingresos en un 303.8 % cambiando solo el mailing, el asunto, oferta, y página de destino eran idénticos en ambos casos.

La versión A

Es la versión más visual.

 La versión B

Es una versión más textual, digamos que a la antigua usanza.

La versión ganadora

La versión B, la más textual, fue la que hizo aumentar los ingresos un 303,8% y las visitas a la web un 194,51%. Que no es poco.

Fue una prueba de email A/B enviada a más de 100.000 personas, divididos al azar 50/50, el mismo día, al mismo tiempo.

Lo cierto es que tantos correos donde las imágenes están desactivadas, tal vez el texto esté listo para un renacimiento.

Además, en estos días, estamos inundados de tanta publicidad, que una carta en blanco y negro destaca.

¡Larga vida al texto!

O no, ¿qué os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *